Enriquecido por Tierra Volcánica y Naturalmente Añejado a la Sombra del Volcán San Cristóbal

Flor de Caña es un ron naturalmente añejado y enriquecido por las propiedades únicas del volcán San Cristóbal, el más activo de Nicaragua. La fertilidad de las tierras y el clima volcánico al que están expuestas las barricas durante el añejamiento producen un ron único más suave y balanceado.

Flor de Caña es añejado naturalmente en pequeñas barricas de bourbon hechas de roble blanco y selladas con fibra de plátano, otorgando un ron único, distinguido y elegante con notas tropicales. Este proceso de añejamiento ininterrumpido se ha denominado desde hace más de una década como Slow-Aged™, contribuyendo al notable color ámbar del ron y su distintivo sabor sin la ayuda de acelerantes o aditivos artificiales y con cero contenido de azúcar.

Debido al clima tropical de Nicaragua, Flor de Caña madura a una temperatura y un nivel de humedad mayor al comúnmente usado en otros añejamientos, incluidos el whiskey y el coñac. Las bodegas de añejamiento cuentan con ventilación natural, permitiendo una maduración expuesta a las altas temperaturas volcánicas y humedad del trópico nicaragüense, dando como resultado un ron complejo, con carácter más allá de su edad. La cercanía al volcán San Cristóbal juega un rol importante en el alto grado de evaporación que experimenta el ron, llamado “el impuesto de los ángeles” (The Angels’ Share), que es reflejo de una alta interacción entre la barrica y el ron, aportando al sabor único de Flor de Caña.